miércoles
oct142015

VII Copa Criadores

Por Alejandro Valencia 

La VII Edición de la Copa Criadores trajo buenos y malos augurios para la Hípica Mexicana. Por un lado pudimos ver a los mejores ejemplares Mexicanos de dos años batallar por la única fecha del calendario donde pueden acceder a unas bolsas atractivas. Unas carreras balanceadas e impredecibles, llenas de pasión, lucha y una sana ambición de victoria. Por otro lado, una terrible decepción al ver las gradas del hermoso Hipódromo de las Américas lejos de un lleno. El ambiente fue bueno, pero lejos de lo merecido para un evento de esta magnitud. 

Buenos augurios, si. Porque? Por que la diversidad en las victorias da posibilidad a que muchas Cuadras, sean chicas o grandes, tuvieran posibilidad de alzarse con la gloria. No hubo una propiedad que barriera con más de dos premios y eso equilibró la balanza.   

Dominante, un jinete que cruzó la meta en cuatro ocasiones en primer lugar. Javier Matías Barajas, logró lo que muchos anhelan, una tarde de ensueño. Ganó los dos Clásicos Subasta, en “Rio Fuerte”, de la Cuadra Tayson en la versión de potros y con “Imposible" de la Cuadra Santa Rita  en la versión de potrancas. 

Los millonarios Clásicos Roberto A. Ruiz y el Clásico Gaspar Rivera Torres estuvieron llenos de contrastes. En el Clásico Roberto A. Ruiz hay que destacar tres puntos. El primero: lo ganó un potro que supo correr relajado, fuera de la velocidad, que logró mantener la calma y no trató de llevarse la prueba desde la arrancada. El segundo: lo ganó por segunda ocasión consecutiva un jinete que hace temporada fuera de México, Enrique González. El tercero y creo que más meritorio: lo ganó por segundo año consecutivo, una Cuadra que no cuenta con muchos caballos pero si con un gran entusiasmo, la Cuadra Mapa. ¡Muchas Felicidades a su propietaria! Una victoria poco esperada y contundente, habrá que esperar para ver si Year of The Cat se consagra como el mejor potro de su generación.

 

En el Clásico Gaspar Rivera Torres, se vivió otra historia. La mejor carrera de la tarde, la de más alarido, la más cerrada, la de la historia romántica. Sugar Love e Izmit brindaron un final épico, digno de la Copa Criadores. Una carrera donde sobran las palabras y que vale la pena verla en más de una ocasión.

 

Las próximas pruebas son los Futuritys Mexicanos, con sorpresas y con desiertos. Ya que los dos ganadores de los Clásico “grandes” no son elegibles. Otro tipo de revancha, ó mera casualidad. Tendremos que esperar y dejar de especular. 

viernes
nov222013

Clásico de Clásicos

Por Alejandro Valencia

La fecha de más expectación llegó. Un año de espera para conocer al nuevo Rey de la Loma de Sotelo. Un sueño para dueños, entrenadores, jinetes y caballos; poder entrar a los libros de la historia como ganadores del Clásico de Clásicos, El Handicap de las Américas.

Las preparaciones llevaban de referencia a un sólo caballo, al alazán de nombre Irlandés de la Cuadra San Jorge, Dahy. Este hijo de Stormy Atlantic en Teakabu, criado por el Rancho San Jorge (USA), sentaba un precedente único. El Comité de pesos le asignaba el peso de honor y nunca en esta nueva administración se le subía a un caballo dos kilos de peso de un Handicap a otro. La distancia de una milla y tres dieciseisavos consagraría al ganador en el marco de una magna función que se vivió en el Hipódromo de las Américas.

En una bellísima tarde que no tuvo lluvia, llegó el momento del Handicap. Contratiempos para Buck´s, que rumbo a la pista perdió la herradura de la mano derecha. Con ayuda de los herreros se le fijo y los demás caballos entraron al Paddock. El ensilladero pocas veces luce todo su esplendor como en esta tarde. Los nervios corrían por todas partes mientras los jinetes tomaban su lugar en su cabalgadura y se disponían a tomar la pista. El entry de la Cuadra San Jorge, con el número dos estaba favorito en el tablero, los minutos pasaban y los caballos toman dirección al arrancadero. Al tomar su cajón la emoción subió y por fin se dio la partida.

Una partida sin problemas, pero al llegar a la salida del chute Tata Gildo del Rancho Pozo de Luna, buscó despistarse a hacia la parte interior de la pista, hecho que se ha venido repitiendo en años seguidos sin que la empresa busque alguna solución real. Horizonte tomaba la punta mientras Veritas y Dahy le seguían de cerca en un primer cuarto que pasaba en un 23.3. Al tomar la primera curva, el ganador del Handicap en 2012, se posicionaba con un fuerte paso mientras que Dahy se ponía un largo detrás de el por el lado exterior. Veritas tomaba la tercera posición por delante de Jethro, First Comando y Tata Gildo, que formaban un segundo grupo a seis largos de los punteros. La media milla en un rápido 46.4 y el duelo en la punta permanecía igual. El grupo trasero aun no movía esperando que el paso les ayudara. La marca de los seis furlongs se cruzaba en 1:12.1 y Horizonte tiraba la toalla. Veritas, con la monta de Silvio Amador Ruiz, al ver que Dahy se quedaba sólo en la punta apuro su montura para no dejar que el alazán se escapara.  Jethro con la monta de Erick Cruz, trató de hacer lo mismo, mientras los cerradores empezaban a apurar a sus caballos. La milla se cubrió en 1:40.0 y la presión de Veritas incrementaba pero la punta seguía siendo de Dahy. Movimientos de Ketal, Buck´s, Chico Fresa y Tenerife, para buscar una posición de honor. First Comando se retrasaba al igual que Jethro, a este último parecería que lo movieron antes de tiempo y sufrió las consecuencias. Pero el duelo era en la punta, Dahy con la monta de José Luis Campos se volcaba sobre su caballo impulsándolo y haciendo poco uso del fuete, lo cual demostró su conocimiento sobre su corcel. La meta se acercaba y Veritas hacía lo propio por fuera. 

Ambos caballos brindaron lo mejor en la pista, pero Dahy se impuso al final. La diferencia fue mínima y hubo que recurrir a la fotografía, pero que gran final. Hay que reconocer el gran esfuerzo que brindaron estos caballos y este final quedará para la historia. Chico Fresa ocupó el tercer puesto por delante de Buck’s y Ketal. El tiempo final para la ruta completa fue de 2:02.1.

 

Parte de un gran día

El Handicap de las Américas fue uno de cuatro Clásicos en la tarde. El primero de la tarde fue el Primer Clásico Javier Rosique Palavicini, para ejemplares Cuarto de Milla de cuatro años y mayores a una distancia de 350 yardas. Con el número 3 HAZARDOUS CARGO, de la Cuadra Zamarero, se impuso con un momio de 27 por 1 y con la monta de Nicolas Otamendi.

En el Clásico Esmeralda, segunda gema de la Triple Corona Femenil, Zapper Pirate de la Cuadra San Jorge, vino de atrás para llevarse la victoria. Zapper Pirate contó con la monta de Elvin González, que no le ponía su sillín desde diciembre. La distancia de una milla fue cronometrada en 1:43.2, en segundo lugar llegó Guaragua, por delante de Zavaleta y Lashvi.

 

La última carrera de la tarde, la ocupó el Clásico Kremlin. Prueba para ejemplares de tres años nacidos en México en una distancia de una milla. Dentro de esta división Diamante Negro, volvió a demostrar que el es el mejor. Haciendo una gran carrera fuera de la velocidad y cerrando como un tren para llevarse el triunfo. Diamante Negro, es propiedad de la Cuadra Mapa y es el mejor candidato que tiene México para el Clásico del Caribe que se llevará a cabo en Panama en el mes de diciembre. 

 

Un día con doce carreras Pura Sangre y de estas, la Cuadra San Jorge se levantó con 7 victorias. Una participación histórica. Muchas felicidades para el equipo de la Cuadra líder. 

La fotogalería del Handicap de las Américas 2013

jueves
may022013

El alazán de la Loma de Sotelo

Por Alejandro Valencia

El sábado 27 de abril, al abrir el programa de carreras del Hipódromo de las Américas, se podía ver que la edición XIV del Handicap Loma de Sotelo iba a ser una de las carreras más parejas del presente año. Grandes favoritos de la afición salían a la pista a recorrer una milla y un octavo. El peso mayor de la carrera era el tordillo estandarte de la Cuadra Vivian, Honor Vivian; el ganador del Handicap Presidencial, Jethro. Dos entries peligrosísimos, por parte del Rancho Pozo de Luna, Veritas y Willy y por parte de la Cuadra San Jorge el siempre presente Buck's y el ganador del Handicap Gay Dalton, Dahy. Cómo olvidar al cerrador de El Chueco. La emoción brotaba sólo al ver los nombres de los participantes. Nadie pensó que iba a presenciar tal demostración de poder.

Al arrancar, el duelo en la punta parecía suicida. Dahy de la Cuadra San Jorge, como el caballo del año 2012, Horizonte, marcaban un paso endemoniado. Cruzaban el poste de la meta, por primera vez, en una fracción de 22 segundos y 4 quintos. Tomaban la primera curva y en sus zancadas se veía un ritmo mortal. Horizonte trató de dar alcance al veloz Dahy, sin embargo, el alazán se sacudió la presión al cruzar la media milla en un poderoso 46 flat. José Luis Campos, jockey de Dahy, pudo relajar a su cabalgadura durante la recta trasera mientras se mantenía en la punta en solitario. Nadie pensó que al tomar la curva final la fuga prevalecería, pero al caballo no se le había exigido su máximo esfuerzo por parte de su jinete. Es hasta entrar a la recta final, después de pasar la milla en 1:40.3, cuando el conductor le pide dar el extra y al sentirse libre, el ejemplar responde. Atrás venían cerrando Veritas, Jethro y Honor Vivian, mientrás muchos competidores tiraban la toalla (aunque fuera sólo en esta carrera), pero la ventaja era demasiada.

Dahy conquistó la prueba con una ventaja de 5 cuerpos y 3/4 con un tiempo final de 1:55.2, con lo cual parecería el favorito para el Clásico de Clásicos, el Handicap de las Américas. Pero eso es hasta el 2 de junio. Mientras, habrá que especular.

jueves
mar142013

La Primera Gema fue un Diamante

Por Alejandro Valencia

La Triple Corona Mexicana ha empezado, y la busca del séptimo triple coronado esta en camino. Sin embargo, el Stakes Jockey Club no fue lo que todo mundo pensaba. 10 participantes completaban trámites para estar en la Primera Gema, dos cuadras ponían entrys, sólo podía salir un ganador.

El público posicionaba a Crater como súper favorito con momio de 4-5, después de que había ganado la preparación con amplia facilidad. Lo que quedaba claro, es que las circunstancias de carrera no iban a ser las mismas que las anteriores. Crater, el pupílo de la Cuadra Vivian, no iba a poder marcar parciales como los que había pasado. El pistolero de la Cuadra Mapa, Extruzor, le iba a hacer la vida imposible tratando de hacerlo pasar fracciones mucho más rápidas de lo normal para una carrera de distancia, esperando que su compañero viniera cerrando al final de la prueba.

Se dio la partida, Crater se posicionaba al frente mientras Extruzor por la parte exterior se apuraba para no quedar fuera de la competencia. Balu, Diamante Rubio y Zancudo tomaban un segundo grupo, atrás de ellos Franz, Diamante Negro y Shiva. Al fondo del Grupo Rainha Pi y El Quinto Elemento. El primer cuarto se pasó en 23.2. Al tomar la recta trasera parecía un duelo suicida entre los punteros. Silvio Amador Ruiz, jinete de Crater, se veía relajado aun con la presión y más atrás los demás participantes venían muy lejos. La media milla la completó la punta en 47.3. La curva final estaba encima. Extruzor tiraba la toalla mientras el grupo trasero se acercaba peligrosamente. Diamante Rubio se movía por el riel cuando el resto tomó la parte exterior. Entrando a la recta y después de haber pasado los seis furlongs en 1:15.4, Diamante Rubio se postró en la delantera, Zancudo se salía de la pelea por un movimiento temprano. Diamante Negro cerraba fuertemente por el lado exterior y ponía presión al hermano de Casty. 

Duelazo de Recta final, los dos diamantes peleaban por la gloria y no compartían el privilegio con nadie más. Juan Diego Marquez, en el sillin de Diamante Rubio se preocupó por la fusta y no por mandar; con más de 30 fuetazos por el lado derecho su cabalgadura no iba a ganar. Moisés Gonzalez, mando de Diamante Negro, tampoco tuvo una de sus mejores rectas finales, aunque si efectiva, dominó a su contrincante, aunque otros dirían que se derrotó solo. Diamante Negro se alzó con el Stakes Jockey Club y ahora se enfrentará a los caballos Americanos en Gran Premio Nacional, que se llevará a cabo el día 30 de marzo. ¿Podrá repetir victorias? Cabe recalcar, sin ser malinchista, los tres añeros importados han corrido otros pasos y se han visto muy impresionantes. Tendremos que esperar para presenciar un gran duelo.

Como detalle, alguien tendría que decirle a los muñecos de seda que las victorias se celebran pasando la meta y no antes. Aparte de verse mal, demuestra una falta de profesionalismo. Para aquel que quiera ver todo lo que un jinete no debe de hacer, en esta carrera se pueden ver más de seis errores que no se deben de cometer (los caballos que ocupan los primeros cinco puestos sufren de estos).

lunes
nov122012

Sorpresas en la VI Copa Criadores

Por Alejandro Valencia 

Con toda la expectación que se crea en torno a los caballos dosañeros, la Copa Criadores, marca el punto más álgido de la vida de estos jóvenes ejemplares. En sólo un día se reparten cerca de nueve millones de pesos en 13 carreras exclusivas para los nacidos en México. Una jornada con un sin numero de emociones. Un programa que ofrece carreras sumamente atractivas aunque el formato de 13 carreras por función es extenuante. Tal vez valdría la pena revisar el formato y sin duda no volver a agendar tan importante fecha en un domingo, sea por la razón que sea.

Tres Clásicos para No Ganadores; Balu de la Cuadra Santa Rita y Miura por parte de la Cuadra Los Barbara, por parte de los machos y Happy Time por parte de las Hembras acabaron con su Maiden. Tres Clásicos para Sprinters; Tamalero Joe de la Cuadra Tehuantepec por parte de los potros y Ruaha del Rancho Santin como Nita Viva de la Cuadra Contreras Quiroz por las potrancas se llevaron las glorias. 

Los Clásicos Consolación los dominaron Luarca de la Cuadra Herradura y Feather Duster de la Cuadra San Jorge. Cabe destacar que fueron carreras que aunque lucían más reñidas, acabaron siendo auténticos paseos para los ganadores. Los Clásicos Subasta no fueron los duelos a los que nos tenían acostumbrados. Grupos poco nutridos y alineados en la parte inferior del programa, quitándole prestigio a tan importantes justas. Ahí se alzaron Zancudo del Rancho La Morena y Lorenita Mi Amor de la Cuadra Tehuantepec.

En el V Clásico de Otoño, única carrera para caballos mayores, Jethro de la Cuadra Cocoyoc, repitió su victoria como en el 2011, demostrando que toda victoria llega a quien la espera. En otra carrera que no importo su status de estelar, fue corrida en segunda posición de una larga función.

El Clásico Gaspar Rivera Torres y el Clásico Roberto A. Ruiz engalanaban una tarde fresca en el Óvalo de Sotelo. Llamaba la atención que la generación nacida en 2010 había sido poco contundente. No aparecía un ejemplar que hubiera dominado a sus contrincantes con autoridad. Las preparaciones habían dejado mucho de que hablar y si el público contaba con su favorito al igual que las apuestas marcaban tendencias, que grandes sorpresas nos llevaríamos. Cuando los grupos carecen de un liderato, la carrera esta abierta para quien sea. Queen Dory, tomo esto en cuenta en la edición XXV del Clásico Gaspar Rivera Torres, cuando se dispuso a tomar la punta de la prueba y nunca mirar atrás. La potranca de la Cuadra Plamat, había demostrado que era valiente en la punta y difícil de sojuzgar. Su jinete la aventó hacia delante esperando que el recorrido de una milla no fuera a mermar. Entrando a la recta final, se despista, causando la exclamación de muchos y el temor de otros. Pero el despiste no produjo consecuencias fatales. Queen Dory siguió corriendo y llenó de gusto a propios y extraños. Una joven Cuadra, entusiasta, que le ha apostado a una bella afición y que ha tenido una bella respuesta en esta grande potranca. Queen Dory es entrenada por Gregorio Alberto Razo y fue montada por Javier Matías Barajas.

La división de los potros contaba una historia muy parecida a la de las potrancas. Una carrera que pudiera ser ganada por cualquiera. Tres puntas claras, los demás vendrían de atrás. ¿Se podría repetir la escapada en la delantera, como lo había demostrado Queen Dory? Esa sería la tarea de Crater. Favorito del público, demostrado en su momio, el de Sangre Azul. Saltaba al frente del grupo, escoltado de cerca por Tuk Tuk y Kashi en una aparente fuga. La carrera se desarrollaría así hasta el recodo final. La distancia parecía eterna cuando por el lado exterior cerraban con gran fuerza Zanetti y Diamante Negro. Volaban con un impulso que los otros carecían y se enfrascarían en tremendo duelo de recta final, digno de un Clásico de esta envergadura. Zanetti, conducido por José Luis Campos, entraba primero y traía dominado a Diamante Negro, pero este, no cedería en el duelo. Faltando dos cientos metros, la contienda tomaría otro nivel. Con certeros fuetazos por parte de un experimentado Enrique González, Diamante Negro se separaba de su contrincante, al cual le pesó la distancia de una milla. Y así, la victoria se convertiría en una inolvidable para otra joven Cuadra. Diamante Negro es entrenado por Julio Cesar Silva y es propiedad de la Cuadra Mapa. 

Siguen los Futuritys en una distancia de una milla y un dieciseisavo. Los favoritos serán los que se levantaron con la victoria en la Copa Criadores. Pero los grupos siguen estando muy abiertos.